Teoría de la Gestalt

Nuestras mentes tienden a percibir los objetos como parte de un todo mayor y como elementos de sistemas más complejos,  la psicología Gestalt sugiere que no debemos de centrarnos simplemente en cada pequeño componente. La afirmación que dice que el todo es siempre más que la suma de sus partes, es el fundamento que resume esta teoría.

Pero dentro del mundo del diseño, Por ejemplo ¿Para qué sirve? ¿Que es lo que hace qué un cartel sea correcto (en el sentido de que comunique algo) mientras otro sea incorrecto y no eficaz?¿Porque una tarjeta logra llamar la atención y proporcionar ideas? La teoría de la Gestalt nos puede ayudar a entender estos mecanismos.

El estudio psicológico de la percepción de un mensaje tiene por supuesto una gran importancia en ámbito gráfico: si sabemos como formular un mensaje, cuales elementos emplear, como disponerlos en el espacio a disposición, lograremos comunicarlo mejor y más eficazmente a nuestra audiencia.

La relación entre figura y fondo: El cerebro humano suele percibir y escindir de manera inmediata un objeto de un fondo en cualquier contexto visual. El fondo es todo lo que no se percibe como figura, es decir todos aquellos elementos al margen del objeto principal. Para que se pueda apreciar la figura aparte del fondo, es necesario que los dos elementos sean bien definidos y separados entre ellos: el cerebro no puede interpretar un objeto como figura o fondo al mismo tiempo. El ojo reconoce una figura sobre un fondo, sin embargo figura y fondo pueden funcionar como fondo y figura respectivamente.

El cierre: Esta ley afirma que los seres humanos tienden a completar la forma y el significado de conformidad con el todo. Se produce cuando un objeto está incompleto o es un espacio que no está completamente cerrado y nuestra mente añade los elementos faltantes para completar una figura. En diseño, lograr que se intuyan determinadas formas es esencial para vehicular un mensaje al destinatario de la comunicación.

Continuidad y proximidad: la mente humana, en efecto, tiende a percibir elementos continuos aunque estén interrumpidos entre sí. Los estímulos que están próximos tienden a percibirse como formando parte de la misma unidad. Por lo que concierne la proximidad, ésta tiene que ver con la distancia y con la tendencia de nuestro cerebro a interpretar objetos contiguos o secuenciales como una unidad.

Semejanza: La capacidad de nuestro cerebro de agrupar los elementos similares en una entidad. Hay una tendencia natural a poner en relación los elementos parecidos o iguales. 

Destino común y simetría: El concepto de destino común consiste en el principio según el cual uno o más objetos distintos, que parecen moverse en la misma dirección y a la misma velocidad, se perciben como un grupo.

Por si solos, los elementos carecen de significado, mientras una vez unidos y agrupados, juntamente forman un significante. La teoría de la Gestalt es entonces muy importante para cualquier diseñador que quiere crear una comunicación simple, inmediata y original a la vez, a través de su arte.