Ilustración frenética de personajes

La creación de personajes, es una tarea de enorme versatilidad que se hace necesaria en cualquier proyecto de ilustración, cine, cómic, animación, videojuegos, etc. En toda historia es esencial incorporar un relato o historia visual de manera precisa que acompañe a nuestro protagonista. 

Para dar vida a un personaje, necesitamos elegir aquellas características que nos ayuden a desarrollar la personalidad y apariencia que deseamos. Estos puntos clave servirán para el inicio:  

Dotar de contenido
 
La base de una buena construcción empieza con la idea original, la historia, y el guion. En esta fase inicial se desarrolla la historia, incluida la de los personajes y una buena idea es buscar entre imágenes, retratos, libros, en fin, referencias que serán la documentación que necesitamos para poder darle a nuestros personajes una personalidad coherente con la historia que vamos a contar. En general, el público al que deseamos destinar nuestro personaje, tiene sus preferencias. Investigaremos cuáles son, y cómo piensa o siente la gente acerca de ellos.  

Crea tu estilo 

Inicia rompiendo con el papel en blanco.  Prueba entornos, estilo, has pruebas de color, juega con las proporciones, no importa si estas son exageradas ya que todo este proceso te ayudara a identificar con que te sientes más a gusto a la hora de crear. Dibuja el personaje en estilos y actitudes diferentes. No escatimes en bocetos. Servirá para desarrollar su personalidad y también para experimentar la calidad de los resultados visuales. 
Esta fase nos ofrece la oportunidad de crear todo un universo desde cero. Sin embargo, conseguir un estilo no es tarea fácil, demorara tiempo y habrá que tener mucha paciencia, pero una vez que llegue sabrás que todo tu esfuerzo valió la pena.  

Proporciones y formas  
 
Durante esta fase el ensayo y error, son quizá la parte más creativa. Se deben realizar varias tareas que van desde el dibujo de siluetas, pruebas de estilo, hasta el diseño de personajes de contexto. Se trata de aportar características diferenciadoras que le concedan fuerza visual, siempre para ayudar aún más a la construcción de su personalidad (boca enorme, cuerpo pequeño, puños destacados, etc.) podemos añadir accesorios para llamar la atención o, simplemente, como elementos que remarcan su personalidad. Otro aspecto decisivo que no se puede pasar por alto. La expresión de nuestro personaje transmitirá su carácter, su manera de actuar, su relación con los otros personajes. 
En conclusión; pruebas y más pruebas con diferentes versiones y proporciones.  

Del papel a lo digital 

 En esta fase se definen los documentos finales. Para este punto la definición debe ser oficial, como es cada personaje, cuáles son sus expresiones faciales, su forma de mover la boca cuando habla, cuáles son sus límites y cómo se deforma cada parte de su cuerpo. Dibujar a mano, con lápiz y papel, es algo que la mayoría de las personas hacen en su primera etapa, pero llevarlo al mundo digital es el siguiente paso. Puedes escanear o fotografías tus documentos lo que te ayudara a tener una gran calidad y por ende el trabajo en el entorno digital será menos laborioso. 

Recuerda disfrutar del proceso y conforme este avance comenzaras a realizar las actividades de una manera mas eficaz. Aliméntate bien, toma agua, ejercita cuerpo- mente y nunca dejes de bocetar.

Recuerda que Escuela Digital tiene para ti el curso completo, donde accederás a un proceso personalizado y guiado por profesionales en el área, material extra que te ayudara a organizar tu proceso y asesorías personales para cualquier proyecto. Solicita la información completa y esperamos contar con t presencia que para nosotros es lo mas grato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *