¿Te gusta la fotografía arquitectónica?

Preparamos estos consejos para que empieces o mejores tu fotografía arquitectónica:

1.       La importancia de la luz: Sin luz, no hay fotografía ni hay arquitectura. La luz y la habilidad del fotógrafo en saber aprovecharla es la clave en la arquitectura fotográfica. El amanecer y el atardecer sirven para sombras suaves, y las horas centrales si quieres sombras duras y definidas.

2.       Saca fotografías en una variedad de climas y horas del día, realiza una serie de imágenes durante diferentes horas del día, o incluso en diversas condiciones climáticas, puede ayudarte a formar una historia más completa de la relación del edificio con su entorno.

3.       Busca un ángulo único, tomate el tiempo para encontrar un ángulo diferente desde el cual fotografiar para dar al lugar  otro nivel de belleza y aprecio por su forma, el resultado será gratificante.

4.       Explora los detalles tanto como el conjunto ya que aunque utilizar un lente gran angular es lo más inteligente que se puede hacer cuando se trata de fotografía arquitectónica, los edificios contienen cientos de intrincados y pequeños detalles que se pierden o pasamos por alto.

5.       Regresar al mismo lugar una y otra vez revelará nuevas capas de la arquitectura, el paso de nuestro objetivo en el tiempo, seguir la arquitectura más allá de esa primera toma. Los aspectos verdaderamente interesantes sólo se exponen con el tiempo.

 Extra: No tengas miedo de incluir a gente, históricamente la tendencia es no incluir a la gente en la fotografía arquitectónica, pero estas a tiempo de diseñar y mostrar la belleza que las personas aportan. Registra la presencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *