Alejandro Aravena pone su nombre en la historia de la arquitectura.

El Premio Pritzker es uno de los galardones más prestigiosos para reconocer la trayectoria de un arquitecto 

El miércoles 13 de enero del 2016, el presidente Tom Pritzker junto con el director de la fundación Hyatt, dieron  a conocer al ganador del  prestigiado premio Pritzker de Arquitectura, en esta ocasión fue otorgado al arquitecto  Alejandro Aravena de origen chileno.ALEJANDRO-ARAVENA2La sede se dio lugar  en Chicago, al norte de Estados Unidos, el chileno es el cuarto latinoamericano y el primer chileno en recibir este galardón, gracias a sus obras que son ejemplares del renacimiento con mayor compromiso social.

Con casi medio siglo cumplido, Aravena contiene un amplio repertorio de obras tanto privadas como públicas. Se ha empeñado más en contribuir  con grandes construcciones para la educación de su país, así mismo se ha expandido por Estados Unidos, México, China y Suiza.

En estos momentos se ha convertido en el cuarto latinoamericano en recibir este galardón, se unió a la lista en la cual existen hombres como el mexicano Luis Barragán quien lo gano en el año de 1980 y los brasileños Oscar Niemeyer y Paulo Mendes de Rocha en 1988 y 2006.

El premio consta de 100,000 dólares  y una medalla, pero no solo es un valor monetario sino que también un valor emocional, ya que la medalla está diseñada por el arquitecto Louis Soullivan, “el padre de los rascacielos” en ella se pueden apreciar tres palabras “Firmeza, comodidad y placer”  las cuales recuerdan la máxima del arquitecto romano Vitruvio “Venustas, firmitas y utilitas”.

Jay A. Pritzker y su esposa Cindy crearon el premio en  1979, con el fin de reconocer a un arquitecto cuya obra construida demuestre una combinación de las cualidades de talento, visión y compromiso, que haya producido contribuciones constantes y significativas para la humanidad y construir el ambiente a través de la arquitectura.

Cabe mencionar que el jurado ha reconocido arduamente el trabajo de este gran arquitecto, por el momento queda como fuente de inspiración de algunas obras con el fin de tener una arquitectura sustentable y que formalice a la ciudadanía con cada proyecto arquitectónico.